MrGorsky

Apollo_11_bootprint

Huella sobre la Luna (Apolo 11)

Si nos preguntamos si mereció la pena el Programa Apolo, el cual llevó al Hombre a pisar la Luna por primera vez en julio de 1969, podríamos responder que depende.

Depende desde que perspectiva queramos hacer el análisis. Por una parte, está la perspectiva científica en la que se puede afirmar claramente que el Programa Apolo no valió la pena puesto que, a pesar de que las misiones Apolo proporcionaron mucha información valiosa sobre la Luna, resulta evidente que se podría haber conseguido con mucho menor riesgo y a un coste muy inferior por medio de sondas y robots.

Existe otro punto de vista para poder ver si mereció la pena todo este esfuerzo de tiempo, dinero y personal, se trata de la perspectiva tecnológica. Claramente podemos afirmar que si valió la pena ya que se avanzó en campos como la computación, la aeronáutica, los nuevos materiales, las comunicaciones, la miniaturización, etc.

Y es que, para que Neil Armstrong pudiera pisar nuestro satélite, fue necesario desarrollar un montón de tecnología nueva que posteriormente, mediante lo que se conoce como spin-off o transferencia de tecnología espacial, se aplicaría al mundo civil.

Pero ¿cuáles son las principales transferencias derivadas del Programa Apolo? Hagamos un repaso de algunas de ellas:

Como decíamos antes, estos son solo unos ejemplos de aplicaciones directas del Programa Apolo. A algunos les parecerá que no ha merecido la pena ir a la Luna para esto, en mi opinión este desarrollo tecnológico ha sido muy beneficioso y barato – esta discusión la dejaremos para otro post – sin embargo, quizás el aspecto más importante de haber ido a la Luna no haya sido la ciencia ni el desarrollo tecnológico, sino hacer Historia.

apollo8-720662

Amanecer. Apolo 8

Para terminar, cito de nuevo en este blog al astronauta Joseph P. Allen:

Con todos los argumentos, a favor y en contra, para ir a la Luna, nadie sugirió que debiéramos hacerlo para observar la Tierra. Pero esa de hecho puede que fuese la razón más importante.

Fuente: Scientific & Technical Information (STI) de NASA.

ANOTACIONES RELACIONADAS:
Copyright (c) 2010-2021 MrGorsky.es